El Kéfir de Leche es un alimento que posee multitud de beneficios y propiedades. En su forma comercial podemos decir que es un tipo de yogurt fermentado (un poco mas líquido) hecho a base de leche y una especie de gránulos o nódulos.

Una de las virtudes por las que es más conocido este alimento es que se le considera un remedio natural usado para mejorar los problemas digestivos, ya que mejora la flora intestinal y mantiene la salud del cuerpo humano y el organismo.

Propiedades y beneficios del kefir

En este artículo conocerás todo lo que debes saber acerca de sus propiedades, sus beneficios y además te vamos a mostrar a prepararlo tú mismo.

¿Qué es el kéfir de leche?

Seguro que mucho de vosotros os preguntaréis, “qué es kéfir de leche”, bueno podemos decir que es una especie de yogur búlgaro obtenido con leche fermentada que da lugar a una especie de gránulos parecidos con una forma parecida a la coliflor.

Existen dos tipos de kéfir: el kéfir de leche o de agua; y ambos contienen las mismas bacterias. Sin embargo, uno se diferencia del otro por la cantidad de enzimas que posee.

Hay que recordar que, el kéfir tiene lactosa aunque para las personas que son intolerantes a ésta tienen otras opciones, ya que, pueden consumir kéfir con leche desnatada o kéfir de leche vegetal de soja, leche de avena, leche de almendras, más abajo profundizaremos sobre este tema.

Kéfir de leche: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El kéfir posee numerosas propiedades y beneficios para la salud. Es una excelente opción para introducir en nuestra dieta, muy sana y saludable además de que se puede comer a cualquier hora del día, ya sea, a modo de snack entre horas o ,yo por ejemplo, la utilizo mucho como postre.

Beneficios y propiedades, ¿Para qué es bueno el Kéfir?

Una de sus mayores propiedades, es que, es un prebiótico que nos puede servir para evitar ciertas molestias digestivas y mejorar las defensas del organismo. Además de eso contiene diferentes vitaminas entre las que destaca la famosa “vitamina B12”.

  • Aumenta las defensas del organismo digestivo, como ya hemos dicho, al ser un prebiótico ayuda a regenerar la flora intestinal y también aumenta la defensa contra las bacterias como candidiasis y es ideal para aliviar el estreñimiento.
  •  Puede ayudar con la intolerancia a la lactosa, el kéfir de leche puede tener ciertas propiedades curativas, es decir, que permite digerir la leche al trasformar la lactosa en ácido láctico, el kéfir también modifica las propiedades de la leche haciendo que tenga menos cantidades de proteínas, grasa y calcio.
  • Puede ayudar a adelgazar, al ser un alimento muy bajo en calorías además de ser un producto bastante saciante nos puede ayudar a bajar de peso.
  • Es un alimento rico en proteínas y calcio, permite que los huesos y músculos se fortalezcan, evitando problemas futuros.

El Kéfir de leche contraindicaciones

Como todos los alimentos, el kéfir puede tener alguna contradicciones o puede llegar a generar problemas para ciertos casos muy particulares.

  • Puedes tener problemas para casos de cáncer de estómago, ya que es un producto que afecta a la flora intestinal y al sistema digestivo.
  • El consumo en altas cantidades causa problemas estomacales y de gases.

Cuánto kéfir de leche se puede tomar al día

Al ser un prebiótico es importante que conozcas cuánto kéfir de leche se puede tomar al día. Puedes consumir perfectamente un vaso de kéfir diariamente sin problemas. Como he dicho antes, yo lo suelo consumir a modo de postre después de una comida grande para ayudar a la digestión.

Cómo hacer kéfir de leche y sus cuidados

Antes de irnos, te voy a explicar cómo puedes preparar un Kefir de leche casero.

Pese a que el kéfir de leche se empieza a ver en algunos supermercados, no es un producto muy popular y es bastante difícil de encontrar en algunos países.

Para preparar kéfir los ingredientes que necesitas son sencillos:

  • 100 gramos de nódulos de kéfir
  • un litro de leche entera de vaca

Debes colocar en un recipiente los 100 gramos de kéfir y agregar la leche entera de vaca o cabra; luego de mezclar, debes dejar reposar la mezcla unas 24 horas en temperatura ambiente. Una vez que este se fermente se le agrega más leche repitiendo el procedimiento.

Cuando el kéfir de leche está listo se deben tener ciertos “cuidados“, debes saber que para cuidar el kéfir  lo ideal es mantenerlo en un ambiente frío ya sea en la nevera u otro lugar.

Otra opción es hacer kéfir de AGUA con nódulos de kéfir de leche. Solo debes tomar los nódulos del kéfir que preparaste y agregarle agua, dejarlo fermentar por 24 horas, repetir el procedimiento; es decir, dejarlo fermentar por una segunda vez y almacenarlo en el frigorífico.

Cuidados y cómo conservar el kéfir de leche

Ya que el kéfir de leche es sumamente delicado es importante saber cuidarlo, lo primero a tener en cuenta es conservar el kéfir en una taza de leche o agua con azúcar, además debe contenerse en un envase que no sea de metal.

Cuando llega el verano, lo ideal es congelarlo en el refrigerador para evitar que se dañe; también se recomienda lavar el envase cada dos semanas con agua tibia y dejarlo en agua mineral por unas 12 horas antes de volver a guardar kéfir.

Si tienes el kéfir en el congelador debes saber que al descongelar kéfir de leche debe hacerse en un ambiente cálido y asegurarte de que no se dañe una vez lo hagas, ya que se volverá ácido y tendrá un sabor a vinagre. Por lo general, este productoe puede durar hasta un mes con los cuidados correctos.

El kéfir de leche es una excelente opción y no requiere que lo prepares exactamente con leche, pues puedes usar otras opciones y solucionar tu problema de intolerancia a la lactosa y también tus problemas gastrointestinales.

Otros artículos que te pueden interesar:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.