¿Se puede hacer una salsa de Bechamel Fit y sana?

Estamos de enhorabuena porque SÍ, claro que podemos. Sigue leyendo y te explico cómo hacer una bechamel light que sea ligera y saludable a su vez, y lo mejor de todo, es una receta muy fácil y rápida de preparar.

Bechamel fit, salsa ligera

Nuestra versión de Bechamel Fit, es mucho más ligera o light que la convencional y esto se logra reemplazando los ingredientes básicos por otros ingredientes más saludables.

Ingredientes:

  • 70 grs de Harina de Avena (también sirve Harina de Maíz)
  • 190 mls de Leche Desnatada o leche de Almendras
  • 60 grs de Queso Philadelhia Light (u otro similar)
  • 1 poco de sal
  • 1 poco de nuez moscada

Cómo hacer la bechamel Fitness:

  1. Primero de todo, deberemos derretir el queso. Recuerda ponerlo a fuego lento para que no se queme y no pares de darle vueltas.
  1. Cuando el queso empiece a coger una textura líquida, le añadiremos la harina de avena poco a poco. Trata de tamizarla con un colador para que no se formen grumos.
  1. A continuación, agregaremos la leche poco a poco sin parar de remover para que no se queme.
  1. Agregamos la sal, la nuez moscada y lo dejamos unos 10 minutos sin parar de remover hasta que tengamos nuestra textura deseada y…
  1. ¡¡Listo!! Salsa Bechamel Fit preparada.
  • Recuerda que cuando nuestra salsa Bechamel Fitness enfríe, todavía espesará más, por ello, te recomiendo sacarla del fuego un poco más líquida de lo normal.

¿Fácil no?

Ahora que ya sabes prepararla, solo tienes que agregar la salsa bechamel light a tus canelones, lasañas o incluso para hacer croquetas y transformarás esos platos en recetas mucho más saludables.

Bechamel Fit, Ligera y 100% Saludable

La salsa bechamel convencional, es una salsa muy versátil y se suele utilizar para elaborar platos como lasaña, canelones o pasta en general. El problema que tiene esta bechamel, es que es una salsa muy pesada y generalmente tiene muchas calorías.

Como siempre hacemos en este Blog, transformamos platos poco saludables pero que están muy buenos en buenas opciones que puedes agregar a tus dietas sin miedo a engordar.

La clave para una buena dieta, es no privarte de los alimentos y productos que te gustan. Si te gusta la Bechamel pues sigue comiendo, pero intenta que sea nuestra Bechamel Fitness que es mucho más ligera y saludable que la tradicional.

Para lograrlo sustituimos los ingredientes menos sanos y más calóricos por otros más light.

En el caso de la Bechamel fit, sustituimos las harinas refinadas de trigo o pan rallado por harina integral de avena; y la leche entera por una leche desnatada o incluso una leche vegetal (para recetas veganas por ejemplo).

Esto hará que reduzca sustancialmente la cantidad de calorías y grasas, además de aportar una dosis extra de fibra gracias a la avena integral.

En fin, espero que te guste y que disfrutes de nuestra receta y si quieres más recetas de este estilo, ya sabes donde estoy.

Otros artículos que te pueden interesar:

Categorías: Recetas Saludables

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.